Blogging tips

miércoles, 30 de mayo de 2012

Patatas con tintorera



     Ya sé que ya hace calor, mucha calor, pero de vez en cuando un guiso como las patatas no sienta mal. Yo he de reconocer que soy muy patatera, y precisamente como menos me gustan es aliñadas, pese a que son la mejor opción para esta época del año.

     Un guiso de patatas me gusta de cualquier manera: con pescado, con marisco, con carne, con huevos... e incluso solas. Hace ya varios días que hice esta receta, como otras muchas que por falta de tiempo aún no he publicado ( y antes de ponerme a dieta -sin comentarios-) , así que no os extrañe que sean platos invernales, pero a mí me gusta "soplar la cuchara" incluso en verano, por lo que si hay alguien por ahí como yo, a probar, soplar... sudar... y, si podéis, reposar el soporcillo.

     Yo utilicé tintorera, pero podéis hacerlas con cazón, caella, marrajo...

     ¿Vamos ya con la receta?


   PATATAS CON TINTORERA




   Ingredientes:

     - 4 rodajas de tintorera medianas o unos 600 gr. (las mías eran grandes, pero se acabaron igualmente).
     - Patatas, 1 kg o algo más
     - 1 cebolla
     - 5 ó 6 ajos
     - 2 ó 3 hojas de laurel
     - 1 pimiento rojo o verde
     - Vino blanco (medio vaso aproximadamente)
     - Pimentón dulce
     - Comino molido
     - Cúrcuma o colorante, o azafrán si lo preferís
     - Aceite de oliva
     - Sal, pimienta blanca y perejil.


   Preparación:

      En una cazuela baja, ponemos aceite de oliva para hacer el sofrito y le añadimos los ajos y la cebolla pelados y picados junto con las hojas de laurel. Le damos unas vueltas y añadimos el pimiento. Seguimos rehogando hasta que la cebolla esté blanda y transparente.



     A continuación ponemos las rodajas de tintorera, la dejamos que se haga algo así como 1 minuto o dos según lo gruesas que sean las rodajas. Le damos la vuelta y las hacemos otro tanto.




     Añadimos el comino molido y el pimentón al gusto, movemos la cazuela y regamos con el vino blanco. Dejamos que cueza hasta que se evapore el alcohol. Tened en cuenta que el pescado suelta agua, así que no esperaremos hasta quedarnos sin caldo, porque si no se nos hará demasiado y quedaría seco.



     Sacamos las rodajas de pescado y las dejamos aparte. Yo suelo quitarles el "hueso" y la piel en este momento (bueno, cuando ya no quema), pero los "huesos" los pongo de nuevo en la cazuela y sigo rehogando un poco más, para que se evapore el exceso de agua.




     Mientras tanto, hemos pelado las patatas y cortado en trozos. Las ponemos en la cazuela y le damos unas vueltas, para que se impregnen bien del fondo.

Las espinas le dan el sabor característico a las patatas


     Cubrimos con agua, espolvoreamos con un poco de cúrcuma y movemos bien.  Si queremos podemos añadir caldo en vez de agua, pero al quedar en el guiso las espinas del pescado hace las veces de caldo. Salpimentamos y dejamos cocer a fuego medio hasta que estén tiernas las patatas.



     Cuando están casi hechas volvemos a poner la tintorera en trozos para que termine de hacerse todo junto y se mezclen los sabores. Rectificamos de sal. Podemos tapar y apagar el fuego, para que termine de hacerse con el calor residual.



     Le ponemos perejil fresco picado y servimos

Con una maceta así ¿quién se resiste?

¡Para chuparse los dedos!


     Y a comer...

     Espero que las probéis y ¡a ver si os gustan!

     ¡¡¡Buen provecho!!!


3 comentarios:

Morguix dijo...

¡Qué buen guisitooooo!. Este es de los que triunfa en casa, con toda seguridad.
No he probado la tintorera, pero con cazón tienen que estar de lujo también.
Un besote.

Sory Escudero dijo...

Me encantan los guisos de pescado pero en casa los hago poco por que a las niñas no hay quien las anime.

Se ve delicioso.
Besitos

Rafael Diaz dijo...

Que divino...la acabo de hacer y esto esta superriquisimo...gracias por compartirla...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...